ESCORPIO, METAMORFOSIS Y YOGA

ESCORPIO, METAMORFOSIS Y YOGA

En Astrología, es sin lugar a dudas, el signo más polémico incluso infame. Dicen que cuando el río suena agua lleva y en este artículo veremos pues si la fama del signo de Escorpio es merecida.

Definir cualquier arquetipo implica complejidad y profundidad, pero cuando se trata del Escorpión

una enciclopedia entera podría serle dedicada. Podríamos hablar de Escorpio hasta el infinito.

¿Infinito? He aquí el primer punto clave. Escorpio es el Octavo signo zodiacal (El zodíaco comienza en Aries y termina en Piscis) y como bien es sabido, el Número 8 girado 90 grados es una Lemniscata, es decir, el símbolo matemático del Infinito.

Curiosamente, existe un fenómeno astronómico llamado Analema: Si todos los días del año en el mismo lugar y hora capturamos la posición del Sol, en un año tendremos esta lemniscata

Los acontecimientos naturales son cíclicos, todo lo que se inicia llega a su fin y desde el fin comienza el ciclo de nuevo. Escorpio rige los finales, pero también los principios puesto que Marte, planeta de la Acción es su regente, y Plutón, el planeta de la destrucción y los finales su corregente moderno.

Por ello, se le compara también con varios mitos ligados a los ciclos de Muerte y Renacimiento:

-La metamorfosis de la Oruga y su ciclo hasta convertirse en Mariposa: Huevo-Oruga-Crisálida-Mariposa.

-El ave Fénix que renace de sus propias cenizas.

Tomando el ejemplo de la Oruga y el Ave Fénix, podemos figurarnos que el signo del Escorpión tiene la capacidad de Metamorfosis. Cuando todo parece haber terminado, las esperanzas se han agotado y ya no se puede caer más bajo, Escorpio es capaz de resucitar simbólicamente y no sólo renacer, sino emerger con más fuerza, vitalidad y poder que antes. Su capacidad de resiliencia es asombrosa.

Intensidad, Introspección, Profundidad Emocional y Regeneración son las 4 claves descriptivas.

Esta fuerza interna se debe a la combinación de la intensidad que nos da su regente Marte y la capacidad de conectar con sus emociones por ser un signo de Agua.

Y hablando del Agua…existe otro suceso natural que también nos sirve para hablar de Escorpio:

-La Flor del Loto.

Esta planta, crece en el fango y desde esas aguas pantanosas emerge a la superficie para abrir sus pétalos y mostrarse con su extraordinaria belleza. Cuando cae la noche la flor se cierra y se hunde, para volver a subir a la superficie al amanecer.

Los nacidos bajo el octavo signo zodiacal tienen este potencial, el poder elevarse desde los más profundo y alzarse a la superficie hasta las cotas más altas. En la Escala del 0 al 10, Escorpio abarca todo el espectro, aunque lo cierto es que, debido a su intensidad, no se conformará con un simple 5 y preferirá estar en uno de los extremos. Estamos pues, ante el signo más Radical, sólo seguido por Aries, con quien comparte regente (Marte). En la carta astral indica la parte donde tenemos grandes crisis, obsesiones, potenciales y grandes transformaciones.

Aprovechando el paralelismo con el Loto, a muchos os vendrá a la cabeza el simbolismo del Loto en la India. ¿Te suena la postura del Loto? En sánscrito se llama Padmasana (Padma-Loto/Asana-postura) y es la postura por excelencia en el YOGA.

Pues bien, Escorpio tiene mucho que ver con el Yoga y vamos a explicar por qué en 3 puntos.

1- El Yoga es una práctica espiritual que busca frenar las fluctuaciones de la mente y autorrealizarse.

Escorpio se inclina hacia lo desconocido porque es curioso, sobre todo hacia la búsqueda interna y a resolver sus propios conflictos internos, ¡Que no son pocos! Todo lo que sea misterioso y oculto lo atrae, como a un detective. En este sentido el Yoga permite bucear por las profundidades del ser y purificarse, cosa que a Escorpio le va como anillo al dedo. Si además la práctica es intensa como Ashtanga Vinyasa Yoga mucho mejor, pues a Escorpio le gustan los desafíos y su regente Marte, estará encantado de sudar a la gota gorda para luego poder relajarse y meditar.

2- El Yoga requiere compromiso y disciplina. Escorpio es un signo Fijo, esto significa que una vez que comienza algo, se mantiene y lo termina, tiene constancia. Si Escorpio abraza la práctica espiritual no parará hasta ver los resultados.

3-Yoga es transformación personal. Ya hemos dicho que Escorpio es como el ave fénix o como la oruga que se convierte en mariposa. Lo que realmente le mueve es la transformación personal.

Esto incluye el controlar la Energía Sexual, que es realmente la única que nos mueve, para sublimarla y alcanzar Autocontrol y Poder interno.

¿Poder? Sí. Ya sea espiritualmente o materialmente a Escorpio le llama el Poder. Y no es ese tipo de Poder visible, no, ser el jefe visible de una empresa ya lo hace Capricornio o Aries, Escorpio prefiere ser un policía de paisano o un asesor político. Es decir, alguien que maneja los hilos desde la penumbra, donde pueda observar, pero no ser visto.

De los doce signos estamos ante uno de los más plásticos, y esto se refleja muy bien en este último paralelismo.

Escorpio puede manifestarse en tres rangos de evolución:

-La serpiente, El Escorpión y El Águila.

La Serpiente representa los instintos más bajos y de ahí la mala fama de este signo. Celos, envidia, odio, avaricia, mentira, pasividad, autodestrucción y depresión. Cuando escorpio está insatisfecho y no encuentra motivaciones puede llegar a caer más bajo que cualquiera de los doce signos. Él sabe muy bien lo que es arrastrarse y morder el polvo como la serpiente.

El Escorpión es el punto intermedio, aquí aparece el vengativo, el violento, el sarcástico, el manipulador y el apasionado sexualmente. También el astuto, inteligente, estratega, fiel y comprometido. Normalmente persiguen el poder y son muy ambiciosos.

El Águila sería esa ave fénix que ha transmutado los vicios y se ha purgado de manera que su intensidad se ha canalizado sabiamente y ha subido desde los más profundo del lodo a lo más alto de la superficie, ya no es denso, ahora es sutil. ¡Este camino es duro, pedregoso, pero Escorpio tiene el potencial para lograrlo! Ojo, esto no significa que lo hará, pues su fijeza normalmente lo anclará a uno de los dos estados anteriores.

Mi recomendación para quienes tengáis una fuerte influencia Escorpiana en vuestra carta astral o carta natal, es que rebajéis la intensidad en cuanto a los hábitos perniciosos se refiere, que os comprometáis con una práctica en la que podáis desfogar todo ese torrente de energía interna (puede ser un deporte o una práctica vigorosa de Yoga). 

Si deseas conocer la influencia de este poderoso signo en tu carta natal, puedes contactar con nosotros.

 


También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *